La RFEF y LaLiga deben negociar de buena fe

Volver a Actualidad — lunes 08 junio — 2020 por Nicolás Martínez de las Rivas
avatar

Así concluye la sentencia dictada el pasado 27 de mayo de 2020 por parte del Juzgado Mercantil número 2 de Madrid (en CENDOJ: ECLI:ES: JMM:2020:962), que ponía fin, al menos provisionalmente pues cabe recurso de apelación, a la controversia suscitada entre la Liga Nacional de Fútbol Profesional (LNFP o LaLiga) y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) sobre la programación de partidos del campeonato nacional los viernes y lunes.

Este conflicto, el cual viene de lejos, se cristalizó judicialmente en fecha 12 de julio de 2019, cuando la LNFP interpuso demanda con solicitud de medidas cautelares inaudita parte frente a la RFEF. En dicha demanda se ejercitaban diversas acciones al amparo de la Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal (LCD) y la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia (LDC), cuya finalidad era que la RFEF cesara en su actuación supuestamente obstruccionista, al impedir a la LNFP fijar como días que pueden integrar la jornada del campeonato nacional los viernes y lunes.

Celebrada la vista de medidas cautelares en agosto de 2019 (se desestimó la adopción inaudita parte), se dictó auto núm.356/2019 por el que se estimaba parcialmente la adopción de las medidas cautelares solicitadas por LNFP, acordándose la orden judicial para la RFEF de cesación en el impedimento para la celebración de partidos de fútbol de Primera y Segunda División los viernes de cada jornada del Campeonato Nacional de Liga, previa constitución de la caución solicitada por importe de 15.000.000 euros.

En el procedimiento principal las cosas discurrieron de forma diferente, finalizando con sentencia desestimatoria, por varios motivos: (i) Normativa: porque conforme a la Leyes aplicables, la LNFP debe entenderse y coordinarse con la RFEF para la organización de partidos fuera del calendario oficial (el cual incluye únicamente sábados y domingos); (ii) Aplicación doctrina actos propios: porque las partes venían negociando convenios sobre el calendario del campeonato desde hace años, donde la LNFP reconocía expresamente la “supremacía” de la RFEF, y la necesidad de su aprobación; y (iii) Falta de prueba: porque la demandante no aportó prueba alguna, ni de la supuesta producción de daños derivados de los supuesto actos desleales de la RFEF; ni en relación con los supuestos incardinados en la LDC, como por ejemplo las supuestas amenazas por parte de la RFEF de no enviar árbitros a los partidos.

En definitiva, parece que la LNFP deberá entenderse con la RFEF para la organización del calendario de Liga, y la fijación de partidos fuera de la jornada oficial, esto es, los lunes y viernes. Personalmente creo que un acuerdo entre ambas partes sería beneficioso tanto para los aficionados (que podríamos disfrutar de más días de fútbol), como para el desarrollo de este deporte (pues los ingresos por los derechos televisivos serían más elevados). Por favor, hagan caso al Juzgador y lleguen a un acuerdo (pues parece desprenderse que la razón de la discrepancia, última ratio, es económica. Los aficionados estaremos encantados de tener más días a la semana de fútbol.

Comparte: