UN PASO MÁS CERCA DE LA PATENTE UNITARIA

Volver a Actualidad — lunes 13 septiembre — 2021 por  Belén Tomás
avatar

El Bundesrat alemán ha aprobado el proyecto de ley para la ratificación de los textos legales que permiten la adopción del sistema de la patente europea con efectos unitarios (en adelante “Patente Unitaria”). La cuestión no es baladí.

Nueve años después de la aprobación del marco legal del sistema de Patente Europea, el Tribunal Constitucional Federal Alemán logró superar las dificultades resolviendo a favor de la ratificación de estos instrumentos legales. Ello ha permitido al Presidente alemán proceder, al fin, a la firma de la ley el pasado 7 de agosto de 2021 (publicada en el Boletín Oficial el 12 de agosto). Esto supone que hoy, la realidad de la Patente Unitaria esté un paso más cerca.

¿Qué es?

La Patente Unitaria es un sistema de cooperación reforzada en materia de patentes, cuya participación es voluntaria. Este instrumento jurídico busca facilitar el proceso de obtención y protección de las patentes en la Unión Europea, simplificando y reduciendo los obstáculos administrativos y costes derivados.

En lugar de sustituir los sistemas existentes (Patente Europea y Patentes nacionales), la Patente Unitaria nace para complementar y coexistir con estos, ampliando el abanico de opciones que los solicitantes tienen a la hora de afrontar las estrategias de protección de sus activos intangibles.

La consecuencia de esta voluntariedad es que la Patente Unitaria solo estará en vigor en aquellos estados que hayan ratificado los textos legales al tiempo de obtener la Patente Unitaria (con efectos retroactivos para las concesiones de patentes europeas una vez se haya solicitado el efecto unitario). En la actualidad se trata de los 27 Estados miembros a excepción de España y Croacia, con la participación parcial de Polonia.

Fuente: Dlapiper

El sistema de la Patente Unitaria está compuesto por tres grandes textos normativos: (i) los Reglamentos de la UE 1257/2012 y 1260/2012 y (ii) el Acuerdo sobre el Tribunal Unificado de Patentes 2013/C 175/01 (más conocido como UPC por sus siglas en inglés, Unified Patent Court, ATUP en español).

Por un lado, los Reglamentos de la UE 1257/2012 y 1260/2012, establecen las bases legales de la cooperación reforzada de una protección unitaria mediante una única solicitud e idioma ante la Oficina Europea de Patentes, basada en una patente europea según las reglas de su Convenio (CPE). Bajo este efecto unitario subyace una protección uniforme y transfronteriza, ya que concede al titular de la patente el derecho a impedir el uso a cualquier tercero en la totalidad de los territorios de los Estados parte, de modo similar a lo que ocurre en el mundo de las marcas con la Marca de la UE.

Y, por otro lado, el Acuerdo sobre el Tribunal Unificado de Patentes 2013/C 175/01 que establece la creación de un Tribunal Unificado de Patentes con competencia exclusiva para conocer de esta nueva figura jurídica. Está formado por Tribunales de primera instancia, con divisiones locales, regionales y centrales (con sede en París y una sección en Múnich), una secretaría (con sede en Luxemburgo) y el Tribunal de Apelación ubicado también en Luxemburgo.

Fuente: Epo

Ventajas del sistema

Las ventajas de este sistema son muchas, entre ellas:

i. Sistema de solicitud y examen único.
ii. Sistema eficiente y uniforme de observancia a través de fronteras.
iii. Posibilidad de ejercitar acciones de infracción de la Patente Unitaria en un solo Tribunal, teniendo efectos la resolución que se dicte en todos los Estados miembro del Acuerdo sobre el UPC
iv. Posibilidad de ataque central y único a patentes sobre las que se cuestione su validez.
v. Minimiza los costes de litigio, ya que, a diferencia de lo que sucede con las patentes nacionales o la patente europea, no es necesario ejercitar acciones de infracción en todos los territorios de los estados que forman parte del UPC pues la sentencia dictada en uno de ellos tiene efectos en todos
vi. Minimiza los costes con la reducción de los requisitos de traducción post concesión (el idioma pasa a ser inglés, francés o alemán (lo que ha supuesto que España, actualmente, se mantenga al margen) y, además, establece un sistema de compensación de traducciones para sufragar parcialmente los gastos de aquellos que resulten desfavorecidos).
vii. Mayor especialización de los jueces y tribunales garantes de protección y, por ende, mayor seguridad jurídica.

¿Cuándo entra en vigor?

Pese a que los Reglamentos están aprobados y en vigor, no son aún de aplicación. Ya que, para la adopción de este sistema unitario era imprescindible que trece de los estados miembros de la UE ratificasen el UPC y que, Francia, Reino Unido y Alemania estuviesen entre esos trece - por ser los países con mayor número de patentes europeas en vigor en 2012-.

Tanto Francia como Reino Unido ratificaron en su día el marco legal. Sin embargo, la ratificación alemana estaba pendiente de la resolución de un recurso ante el Tribunal Constitucional sobre la sustantividad del procedimiento de la patente europea y el sistema de recursos -que pasaría a tener una naturaleza administrativa, siendo hasta ahora esa potestad jurisdiccional- ahora resuelto.

En paralelo, como efecto colateral del Brexit, Reino Unido -como estado no miembro de la UE- se ha apartado del sistema de la patente unitaria, pasando a ser Italia esta tercera pieza clave, lo que no ha supuesto problema ya que ya ha ratificado el Acuerdo UPC.

¿Dónde nos encontramos?

Una vez que la legislación clave que sustenta el UPC y el sistema de Patente Unitaria ha sido ratificado en Alemania, el siguiente paso es que el Protocolo de Aplicación Provisional (el “PPA”) sea depositado en el Consejo de la Unión Europea, y que otros dos Estados miembro del acuerdo del UPC lo firmen, lo que probablemente tendrá lugar en otoño de este año.

El PPA prevé un período de aplicación provisional en el que se realizarán las adaptaciones necesarias para que el UPC pueda entrar en pleno funcionamiento cuanto antes (contratación de jueces y finalización del Reglamente de funcionamiento del UPC). Por lo que el desenlace parece inminente.

De cara al futuro ¿Qué implica?

Este sistema simboliza una mejora sustancial para la protección de las patentes en la Unión Europea ya que se supera un sistema de protección basado en un haz de patentes nacionales -sistema costoso y generador de inseguridad jurídica por los diferentes criterios de las oficinas y tribunales nacionales- para evolucionar a un examen de solicitudes de forma centralizada y de alta calidad.

Y, además, el UPC se convierte en competente de forma exclusiva del conocimiento de la infracción y validez de las patentes unitarias y las patentes europeas “clásicas” lo que refuerza la seguridad jurídica y efectividad a la hora de proteger de forma unitaria cualquier infracción que tenga lugar en distintos países europeos.

Autor: Belén Tomás Acosta

Comparte: